La última decisión del Gobierno de excarcelar a De Juana ha dejado ver los peores instintos de los españoles, ha radicalizado aún más si cabe las posturas de unos y otros, y en definitiva, nos ha alejado más como pueblo, acercándonos en ocasiones a tiempos ya remotos en los que unos luchaban contra otros, dentro de una misma familia, bajo una misma nacionalidad.

Mi opinión sobre la decisión del Gobierno ya es conocida: es un error. Lo asumo al igual que otras muchas personas, sin embargo parece que "la otra España", (y ya es duro hablar de la otra España), quiere llegar mucho más lejos, no se conforman con decir que ha sido un error y criticarlo, quieren ya la cabeza de Zapatero y de cualquiera que se ponga en el camino que lleva a la Moncloa.

La Indignación se apodera de muchas personas que en su día votaron al PSOE, porque no están de acuerdo con la excarcelación de De Juana, Indignación tienen muchos votantes del PP y otras fuerzas políticas por las mismas razones. Esto está muy bien, en sí, esto es la democracia, y pueden manifestarse tantas veces como quieran porque no están de acuerdo con esta decisión y quieren hacerselo ver al Gobierno. Sin embargo, Hipocresía lleva ya tiempo instalada en nuestro país, y ya gana por goleada a Indignación.

Hipocresía se apodera de gente que está con Indignación, y les lleva ya no sólo a criticar una decisión del Gobierno, sino además a mentir y manipular. Hipocresía permite que personas que con el anterior Gobierno aceptaban de buena gana o por omisión las decisiones de excarcelación o rebajas de condena de presos etarras, hoy sean capaz de tachar al Gobierno actual de cesión a los terroristas y de manifestarse junto a los de las banderas anticonstitucionales en la que se va convertir en la manifestación más importante de la extrema derecha hasta el momento. Hipocresía permite que se llegue a la mentira, asegurando que a De Juana se le ha excarcelado aún con penas que cumplir por asesinatos, siendo esto totalmente falso, pues su condena por asesinatos ya está cumplida, siendo la actual por amenazas terroristas. Hipocresía llama a utilizar un lazo azul cuando hace años algunos de los que hoy la llevan en la solapa no aparecían en la foto...

Es democrático rechazar decisiones del Gobierno y manifestarse contra ellas; es antidemocrático inventar parafernalia alrededor de decisiones del Gobierno para radicalizar la actitud de las personas y además, criticar y manifestarse contra decisiones que años atrás apoyaban sin dudas, (es lamentable la imagen de aznar depositando el ramo de flores por las víctimas de De Juana, al que él mismo rebajó la condena).