Ya es firme la decisión: De Juana marcha camino al País Vasco en ambulancia.

De Juana será ingresado en el centro Donostia, en el que se le alimentara de forma forzosa hasta que pueda seguir su recuperación en su propio domicilio.

La decisión ha sido confirmada por Rubalcaba, Ministro de Interior del Gobierno, y que ha declarado que todo "ha sido escrupulosamente legal"; y nadie niega que haya sido legal, pero sí es muy discutible que la decisión haya sido acertada.

Personalmente creo que el hecho de mandar a De Juana a "su casa" es un grave error del Gobierno que con esta maniobra intenta reconducir el proceso de paz que ETA se encargó de dinamitar. Proceso de paz sí, pero ya no se puede jugar a la paz, ahora sólo podemos llegar a ella cuando ETA anuncie que abandona las armas de forma irrevocable; sólo en esa situación.

Con esta maniobra, el Gobierno ha conseguido dar nuevos y buenos argumentos a aquellos que opinan que el gobierno cede ante los terroristas.