En las últimas horas, 56 personas han muerto en Qana, al sur del Líbano, tras un bombardeo israelí sobre un edificio donde se refugiaban estos civiles. De entre los muertos, 22 eran niños.

El gobierno de Israel ha declarado:"La responsabilidad de lo ocurrido recae sobre Hizbulá pues utiliza a los civiles como escudo de defensa, y les prohíbe salir de las aldeas desde las cuales disparan sus cohetes. Y también es responsable el Gobierno libanés, que no se lo impide" . Por tanto, ellos se lavan las manos, matan a cerca de 60 personas pero les importa muy poco, ya que ellos no son responsables en ningún momento, las bombas se lanzan solas, ellos son meros espectadores... manda webos, que diría aquel!!!

NO A LA GUERRA.

PD: que sigan sin condenar los ataques... después nos quejamos de que nos odian a los occidentales, (francia ya ha condenado el ataque).