El nuevo entretenimiento de los chavales parece ser grabar peleas en los moviles, pero según el Ministerio Público desveló al periódico Diario de Sevilla, estos niños de entre 15 y 17 años se dedican a iniciar peleas sin sentido para poder grabarlas en los móviles.

No son peleas que surgen y casualmente hay un móvil y una persona que recoge las imágenes, sino que han pasado directamente a incitar a una persona a pelearse para poder grabar la paliza en el móvil, para acto seguido colgarlas en algún servidor de internet de manera que cualquier persona pueda verlo.

En las últimas estadísticas disponibles, la Sección de Reforma de la Fiscalía de Menores de Sevilla tramitó en el año 2004 un total de 3.333 casos relacionados con menores de edad, (un incremento del 10% respecto al último año); las agresiones contra personas se incrementaron entre los jovenes en un 30%, mientras que el incremento por actos vandálicos contra el mobiliario urbano y monumentos fue de un 25%.

Algo está pasando para que haya un incremento tan fuerte de la violencia, y parece que tiene dificil solución, aunque seguramente con más policías en las calles también existirían menos delitos. Aquí las instituciones competentes tienen que hacer algo y rápido, porque en caso contrario estos descerebrados empezarán a pensar que las agresiones son gratuitas.